jueves, 14 de abril de 2011

Cosme de Médici no era un buenista

Paseante en el capítulo que Gaetano Mosca dedica a las "Iglesias, partidos y sectas" en sus Elementi di Scienza politica (t. I), me encuentro con un pensamiento de Cosme de Médici (Cosimo il vecchio) muy apropiado para esta época sin norte político:

Gli Stati non si governano coi paternostri.

Tan ingenuo como aquel que quisera gobernar sólo con padres nuestros, sería quien pretendiera hacerlo basándose exclusivamente en los intereses materiales y en los más bajos sentimientos del ser humano. Según Mosca, si il Cosimo hubiera vivido en 1895, no habaría dudado en reconocer también este extremo.