viernes, 8 de abril de 2011

Britain rules the waves

No me puedo resistir a este díptico improvisado sobre la potencia talasocrática:

Política
en un mar
sin orillas.

Política:
embajadas
de altamar.