jueves, 31 de marzo de 2011

Genio grande, pequeño carácter

GG, factótum e impulsor del Círculo de Estudios Schmittianos de Plettenberg, me envió hace dos meses los Tagebücher 1930 bis 1934 de Carl Schmitt, edición de Wolfgang Schuller y del mismo GG para Akademie Verlag, Berlín 2010. Más de quinientas páginas, exhaustivamente documentadas y justificadas, con los diarios redactados por el jurista alemán entre el primero de enero de 1930, miércoles, hasta el 31 de agosto de 1934, miércoles.

La dificultad que han tenido que salvar los editores no era despreciable, pues las notaciones de Schmitt están hechas en el método estenográfico de F. X. Gabelsberg (muerto en 1849), caído en desuso. Por eso, el mérito del transcriptor e intérprete, Hans Gebhardt, es enorme, impagable.

El parisino Raymond Aron (RA), todo el orgullo de la Francia en un sólo escritor, no había querido homenajear a CS en la Festgabe que le ofrecieron sus amigos y discípulos con motivo de su octogésimo aniversario (Epirrhosis, D & H, Berlín 1968). Se lo desaconsejaba su sentido de la oportunidad. Esto pesó más que la amistosa mediación entre el francés y el alemán de Julien Freund, discípulo y amigo de ambos. Cuando quiso hacerlo, años después, ya era tarde o no tuvo tiempo.

RA describe fríamente a CS en sus Mémoires. 50 ans de réflexion politique (Julliard, París 1983): Grand esprit, petit caractère. Tiene mérito RA, que no conocía los diarios del Viejo de Plettenberg (paseos, insomnios, coitos, libaciones y afán de notoriedad de quien, por otro lado, se sabía intelectualmente muy superior).