domingo, 3 de junio de 2012

Julia de Portugal

Jimena parece algo más fría. Tiene el sentido de la economía de medios, también en el trato.

Julia, sin embargo, cuando se despide de su madre, de su hermana o de mi en la puerte de la casa, parece, con tanta ceremonia y parabienes, un diplomático portugués de aquellos buenos siglos ibéricos.